depresivosPsicologia 

Padres depresivos, ¿hijos deprimidos?

Padres depresivos, ¿hijos deprimidos?

Los adolescentes cuyos padres tienen síntomas depresivos presentan más probabilidades de experimentar síntomas de depresión, según ha detectado un nuevo estudio dirigido por investigadores de 'University College London' (UCL), en Reino Unido, y publicado en 'Lancet Psychiatry'.

Aunque el vínculo entre la depresión y la depresión de las madres en sus hijos está bien establecido, el nuevo estudio detectó una asociación entre la depresión en padres y sus hijos adolescentes, independientemente de si la madre tiene depresión, en una muestra grande de la población general. Los efectos de la depresión de padres y madres en los síntomas de los niños fueron similares en magnitud.

"Existe una idea errónea de que las madres son más responsables de la salud mental de sus hijos, mientras que los padres tienen menos influencia; encontramos que el vínculo entre la depresión de padres y adolescentes no está relacionado con el género", afirma la autora principal del estudio, la doctora Gemma Lewis, del Departamento de Psiquiatría de UCL.

"Las intervenciones basadas en la familia para prevenir la depresión a menudo se centran más en las madres, pero nuestros hallazgos sugieren que deberíamos enfocarlas igualmente en los padres", dice esta experta, cuyo trabajo se centró en dos grandes estudios longitudinales de niños: 'Growing up in Ireland' y 'Millennium Cohort Study' en Inglaterra y Gales, utilizando datos de 6.070 y 7.768 familias de los dos estudios, respectivamente.

Los síntomas depresivos de los padres se evaluaron mediante un cuestionario cuando los niños tenían 9 y 7 años en las dos cohortes, y después se examinaron los síntomas depresivos en la adolescencia cuando los niños tenían 13 y 14 años. Las muestras del análisis se basaron en la población, lo que significa que incluyeron personas que experimentaron síntomas de depresión, pero no buscaron tratamiento.

LA SALUD MENTAL DE AMBOS PADRES, RELEVANTE PARA LA DE SUS HIJOS

Después de ajustar los factores de confusión como la depresión materna, el ingreso familiar y el alcoholismo parental, los investigadores hallaron que por cada aumento de 3 puntos (una desviación estándar) en el Cuestionario de Estado de Ánimo y Sentimientos (MFQ, por sus siglas en inglés; una medida comúnmente utilizada de síntomas depresivos) por parte de los padres, hubo un aumento asociado de 0,2 puntos en la puntuación MFQ del adolescente. Los hallazgos fueron replicados en ambas muestras de estudio independientes.

La incidencia de depresión aumenta marcadamente al comienzo de la adolescencia, por lo que los investigadores dicen que comprender los factores de riesgo a esa edad puede ser clave para prevenir la depresión más adelante en la vida. "Los hombres son menos propensos a buscar tratamiento para la depresión. Si usted es un padre que no ha buscado tratamiento para su depresión, podría tener un impacto en su hijo. Esperamos que nuestros hallazgos puedan alentar a los hombres que experimentan síntomas depresivos a hablar a su médico al respecto", afirma Lewis.

Según estos investigadores, estudios previos han mostrado vínculos entre la depresión paterna y los resultados conductuales y emocionales pobres en sus hijos, pero ningún estudio grande en la población general (en comparación con una población clínica) ha analizado el vínculo con la depresión adolescente teniendo en cuenta la depresión materna también. "La salud mental de ambos padres debe ser una prioridad para prevenir la depresión entre los adolescentes. Se ha insistido demasiado en las madres, pero los padres también son importantes", concluye Lewis.

Cuidate Salud

Related posts

Leave a Comment