Así ayuda el ejercicio a mejorar tu salud intestinal y tu diversidad microbiana